Ráfagas de aliento náutico

Blog de relatos y poemas de Marcos Santos


 

Dormir. Girar la rueda. La tarde se desliza.

Mirar el firmamento. Ser ávido sufí

que en el desierto vuela. Ser hálito y ceniza

y mineral estático, pero girando así.

Este momento, sí, fugaz, que casi estalla

mucho contiene y nada. Solamente agonía.

Rueda y rueda el sufí giróvago que calla,

girando sobre sí. La brisa al mediodía

las órbitas celestes que ruedan hoy celebran.

Un corazón remoto ligero se discierne.

La gota en la corriente. Las horas que se quiebran

en el postrer confín del sueño que se cierne.

¿Qué rueda tan atroz? ¿Qué aurora tan lejana?

¿Qué médula danzante se siente tan cercana?

 

Marcos Santos

A %d blogueros les gusta esto: