Ráfagas de aliento náutico

Blog de relatos y poemas de Marcos Santos


 

El Coliseo derribó sus muros

para ofrecer a todos democracia,

y dispersar victorias y desgracia,

dejándonos luchar, pero inmaduros.

 

Hay que entrenarse en estos tiempos duros

en conquistar la silla con audacia,

peleando en la arena por la gracia

de conseguir los méritos futuros.

 

Aprenderán los niños la justicia

de quien se gana el pan y pierde vida,

y que la inteligencia es la malicia.

 

La ley de la ignorancia y la comida,

de la sangre que no se desperdicia,

el gladiador tendrá muy aprendida.

 

Marcos Santos

A %d blogueros les gusta esto: