Ráfagas de aliento náutico

Blog de relatos y poemas de Marcos Santos


 

Puedo fingir que sueño y que estoy loco,

puedo vivir pensando que me he muerto,

puedo ser un clamor en el desierto

y renegar de Dios, aunque lo toco.

 

Creer que queda mucho, y queda poco,

postrarme puedo herido a cielo abierto,

llenarme de acertijos que no acierto

y encarar los tornados del barroco.

 

Las puertas se abrirán solo un instante

y habiendo estado ya del otro lado

regresaré callado y exultante.

 

Es su Nombre, en mis lágrimas bañado,

que guardo en las entrañas de diamante,

la prueba de que Dios me ha conquistado.

 

Marcos Santos

 

 

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: