Ráfagas de aliento náutico

Blog de relatos y poemas de Marcos Santos


 

 

Envuelto en sol ya soy

como un átomo ebrio

que vibra poseído

por una alegre música.

 

Me sumo al mediodía

que a la luz obedece,

al sol que me emborracha

y en luz me torno, siempre.

 

Mi carne se envenena

de hirviente paz en llamas,

al fuego se abandona

para incendiarse alegre.

La luz insoportable

salvándome, me mata.

 

Bajo el verano lento

soy cardo que se seca,

soy sierra que crepita,

granito incandescente,

soy ángelus, soy nada.

 

Marcos Santos

A %d blogueros les gusta esto: