Ráfagas de aliento náutico

Blog de relatos y poemas de Marcos Santos


 

Como el granizo con que arrecia el viento

en la tormenta inexplicable y cruel

al inocente caminante hiere

y sin razón golpea,

 

hay voluntades que lo son si asolan

a los que eluden con decoro el cieno

para servir a los remotos dioses

con devoción profunda.

 

Pero por estas almas que reciben

la ponzoñosa rabia que no aciertan

a comprender en su callado asombro,

se salvará el verdugo.

 

Los que viviendo sueñan armonías,

los indefensos buscadores serios,

los que de versos colman sus entrañas,

los que se saben ciegos,

 

los que se nutren de un eterno néctar

porque veneran solo la verdad,

los que no matan, los desnudos toros

que en sacrificios gimen,

 

los que se entregan en silencio a Grecia,

anteponiendo su tesoro al lodo,

los que rechazan gobernar a otros,

los que sencillos pacen,

 

los que creyeron una vez en Dios

y no pudieron mantener su fe

por compasión de los corderos santos

que asesinó Yahvé,

 

fieles cultivan los sagrados dones

en el momento del mayor peligro,

ellos restauran lo que salva al hombre

con su pasión inútil.

 

Marcos Santos

A %d blogueros les gusta esto: