Ráfagas de aliento náutico

Blog de relatos y poemas de Marcos Santos


 

Si en el incierto instante que fugaz

esta espesura que se enreda densa

se despejara al fin y el limpio claro

me regalara un ángel;

 

cuando al sufrir se quiebre la moral

y derrumbada el alma ya incapaz

de soportar el flujo de las cosas,

en el fragor reviva,

 

y en el vacío de la inútil pérdida

al contemplar la muchedumbre hostil

con el silencio se invocase el verso

que perfumara el mundo;

 

aceptaría el vino alegremente

como el sagrado don que inmerecido

en tan feliz instante colmaría

de eternidad mi duelo.

 

Marcos Santos

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: