Ráfagas de aliento náutico

Blog de relatos y poemas de Marcos Santos


… Salieron, pues, y montaron en la barca; pero aquella noche no pescaron nada.

Juan, 21, 3

 

Ven, Señor de la sal y de las olas,

que temblando secamos tu figura;

breve Luz que titila en las chabolas.

Antiguos monstruos y la misma hondura,

las mismas imposibles caracolas,

igual sudor en la jornada dura,

me hacen temblar, y tu levante,

hambre fatal en la que nado errante.

 

Marcos Santos Gómez

 

A %d blogueros les gusta esto: