Ráfagas de aliento náutico

Blog de relatos y poemas de Marcos Santos


 

De cazas de la RAF los reactores

con horror mi niñez ensordecían,

sus turbinas tronantes se encendían

junto a la flor de Gnido y sus rubores.

 

Garcilaso, la Arcadia y sus pastores

mis hostiles humores sustraían,

las bombas nucleares no impedían

que el Parnaso arrullara mis albores.

 

Cuando las marejadas del Estrecho

me helaban con la niebla contumaz,

y con la aguja inserta agonizaba

 

un yonky avejentado y contrahecho,

sus églogas doradas eran paz

para vencer la muerte en que habitaba.

 

Marcos Santos Gómez

A %d blogueros les gusta esto: