Ráfagas de aliento náutico

Blog de relatos y poemas de Marcos Santos


 

 

La Historia, que sucede tan deprisa,

y cuanto nos asedia con el duelo,

no deja más salida ni consuelo

que fundir la tristeza y la sonrisa.

 

El tiempo rumia su lección precisa

la que ignoraran muchos por su celo,

que la verdad del hombre esconde hielo

bajo el delirio de la pitonisa.

 

De antiguo suenan firmes letanías,

de fatigas y horrores. Son la usura

que invocan los trabajos y los días.

 

Mas de todo el afán y su locura,

con sus raptos, furores y agonías,

prevalece en la nada su hermosura.

 

Marcos Santos Gómez

 

A %d blogueros les gusta esto: