Ráfagas de aliento náutico

Blog de relatos y poemas de Marcos Santos


 

¡Contable apóstol de la calidad!

Sustraído por no sumar más citas,

a nunca numerario me acreditas

y ya no contaré en la facultad.

 

De tu adición resulta la verdad

y a un pobre socratillo se la quitas;

después vienen las cuentas infinitas:

divide y vence en la universidad.

 

Me restas calibrando mi esperanza,

por no ser Contador en esta empresa,

midiendo mi sesera como Panza.

 

Si quien añade impacto sí progresa

y así queda patente en la finanza,

solo resta contar cuanto nos pesa.

 

Marcos Santos Gómez

A %d blogueros les gusta esto: