Ráfagas de aliento náutico

Blog de relatos y poemas de Marcos Santos


 

 

De pesadillas brotan mis lecciones

ominosas, que con torcido gesto

dicto febril. Cual hálito funesto

de la noche, susurro invocaciones.

 

Acre reduzco el mundo a maldiciones,

blasfemia del pecado y del incesto;

el hombre es un oscuro palimpsesto

que oculta ingobernables perversiones.

 

Aspiro a declamar el hondo infierno

que en la desesperanza llora y gime,

transido de lo arcano y de lo eterno.

 

No hay pesadumbre que ligera rime;

cada clase que enseño es el averno

que en el sueño amenaza y me deprime.

 

Marcos Santos Gómez

 

A %d blogueros les gusta esto: