Alma de mi idioma


Alma de mi idioma

Me embarga dulcemente tu rumor,
feliz latín solemne y obstinato,
eres secreta cifra y correlato
que se remueve en inconsciente hervor.

Extraño tu telúrico clamor
que tosco evoco a ciegas insensato,
cantando lo que ignoro sin recato,
transido de tu nombre y tu esplendor.

Te intuyo y no te entiendo sin embargo,
palabra con tu cielo y con tu infierno,
estigma que ornamentas mi letargo.

Espíritu profundamente interno,
de tu remota voz yo me hago cargo.
¡Oculto bulles, arquetipo eterno!

Marcos Santos Gómez

Publicado por

Marcos Santos

Profesor en la Universidad de Granada, bloguero y escritor de poemas y algún que otro relato en internet.